17.10.16

LA PRIMERA COMUNIÓN


Nuestra familia es católica. Somos católicos.

Quizás no sea tu opción, nosotros vivimos nuestra fe y es parte de nosotros como otras muchas cosas más que nos definen en un conjunto complejo y único, a cada uno, como personas.

Como católicos vivimos las liturgias, fiestas y sacramentos en familia, y llega la hora de que nuestro hijo menor reciba su Primera Comunión.

Pueden correr ríos de tinta sobre la Iglesia y su actitud frente a la diversidad funcional, como ante tantas otras cosas. Yo no voy a ser hipócrita y asumo como parte de esta Iglesia sus pecados de discriminación en muchas circunstancias, ni los voy a enumerar ni, mucho menos a justificar, porque ningún pecado contra el prójimo tiene justificación, solo puedo, de corazón, pedir perdón por ellos.

Lo cierto es que muchos pastores de la Iglesia, sus parroquias y feligreses comprenden, asumen y viven la diversidad dentro de la Iglesia con el Amor como bandera y esa es mi Iglesia, de Ella bebo y vivo en la libertad de los Hijos de Dios.

Me quedo con el último articulo que leí sobre unas palabras de SS el Papa Francisco: "No tengáis miedo a la diversidad, que es la vía para hacernos mejores"

PINCHA AQUÍ PARA LEER EL ARTICULO
 El Papa pide no discriminar a las personas con discapacidad de los sacramentos

Mi hijo, para recibir su Primera Comunión, como todos los niños católicos, necesita de unas catequesis que le ayuden a comprender lo importante y feliz que será este momento en su vida.

Y para ello, necesita de una adaptación a sus necesidades de los recursos que utilicemos en estas catequesis, adecuándolos a su pensamiento en imágenes y a su comprensión del mundo.

No me valen las premisas del tipo: "Pobrecito, si es un angelito", "¿que pecados va a tener?" o "es que no lo va a entender".

Los niños a la edad en la que hacen la Comunión entienden  y viven a su manera este sacramento, no se pretende que comprendan el misterio de la Eucaristía, son preparados para su Primera Comunión; su Primera, no su Única Comunión.

La primera de muchas que celebrarán cada domingo, que celebramos en cada Eucaristía y que conformarán nuestro camino, tomaran valor en nuestras vidas, con las que participaremos en la vida de nuestra Iglesia activamente, madurando en la fe conforme maduramos en la vida.

En esta sección compartiré los recursos que adaptaré para mi hijo. No son catequesis para niños y niñas con TEA, porque cada niño y niña en el espectro es diferente, pero puede que alguno de vosotros, padres o educadores, os vengan bien estos materiales, así que con ese afán compartimos, para aquellos que puedan resultaros útiles.

Formo parte del equipo de catequistas de Primera Comunión del Colegio Santa María del Prado HH Maristas, que me ayudarán en esta aventura.

Muchas gracias a los HH Maristas por confiar en mí la responsabilidad de este servicio. Gracias al H. José Antonio Criado que nos guía y revisará el material que adapte.

Muchas gracias a mis chicos de ARASAAC que como siempre entienden la comunicación como un derecho de todos y para todo, y llevan esta afirmación a la excelencia con su filosofía de compartir gratuitamente. Gracias, gracias, mil gracias sin vuestra ayuda todo sería tremendamente más difícil.

Y así comienzo, comenzamos. Semana a semana adaptando los recursos para la catequesis. Sencilla y claramente.

Espero que nos ayudéis también con vuestras aportaciones y vuestros comentarios para hacer un material accesible para todos.



2 comentarios:

  1. Isa, ya sabes cuales son mis creencias, pero olé porque siempre te expresas con respeto. Gracias por todo lo que haces.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sabi, ya sabes, ¡somos y estamos! en todos los lugares, en todas las facetas de la vida, sumando siempre. :)

    ResponderEliminar